Hilarión y Asclepio Espíritus Envolventes 2015 - METAFISICA - Escuela Metafísica Actividad Saint Germain - Escuela de Metafísica de Chile ACTIVIDAD SAINT GERMAIN | Clases de Metafísica | Escuela presencial | Escuela virtual online | de Conny Méndez | Maestro Ascendido Saint Germain | Jerarquía Espiritual | Llama Violeta | Cristo Interno | Presencia de Dios YO SOY | Clases | Seminarios | Charlas | Grupos | Santiago de Chile | Mirtha Verde-Ramo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Enseñanzas
ESPÍRITUS ENVOLVENTES

El Maestro Hilarión y el Señor Dios Asclepio.

PADRINOS DEL AÑO

El Santo Aeolus; la Señora Pallas Atenea; Su Majestad, la Señora Leto; el Señor Dios Sol Apolo y el Gran Señor Zeus.

DOCE DESAROLLOS DEL
QUINTO RAYO VERDE

1. La Gran Divina Vinculación
2. La Ciencia Académica
3. La Ciencia Mental
4. La Ciencia del Alma
5. La Mente Abstracta y el Plano Mental Superior
6. La Verdad
7. La Psicología Esotérica
8. Los Nuevos Sistemas de Educa-ción
9. La Consagración a Dios mediante el Servicio
10. La Vida y la Salud
11. La Concentración y la Meditación
12. La Curación
PENSAMIENTO FORMA



Un Caduceo de oro con las siete piedras preciosas de cada uno de los Siete Rayos incrustadas en cada una de sus vinculaciones, irradiando el Rayo Verde a todos los puntos cardinales.

ASCLEPIO 

Asclepio, Dios griego de la Medicina, con su caduceo, bara o báculo. Él trabaja en el 5º Rayo Verde junto con Higía, diosa griega de la salud.

La grave epidemia de peste surgida durante la guerra del Peloponeso (429 a.C.) fue, probablemente, decisiva para la difusión del culto a Asclepio, el dios griego de la medicina, que desde entonces se extendió a todas las ciudades griegas y adquirió un enorme prestigio internacional.

Lo demuestra el hecho de que en el 293 a.C. la estatua de Asclepio fuera llevada a Roma para acabar con una plaga. Los relatos mitológicos nos cuentan que cuando Apolo sedujo a Corónide, hija del Flegias, rey de los lapitas, en las orillas del lago Beobes, en Tesalia, engendró en ella a Asclepio.

Corónide, entonces, emprende un viaje a Epidauro, acompañada por su padre, y da a luz en secreto a su hijo, al que abandona en el cercano monte Mirtio.

Un pastor encuentra a la criatura entre su rebaño y observa que irradia un extraño resplandor, por lo que decide amamantarla con la leche de dos de los animales que tiene más a mano: una cabra y una perra. Asclepio sobrevive, y a partir de entonces corre la noticia de que el niño cura a los enfermos e, incluso, resucita a los muertos.

El centauro Quirón, por deseo de Apolo, se ocupa de su crianza en las laderas del monte Pelióny le instruye en las artes de la medicina y de la caza. Apolo y Atenea se encargan también de su formación y esta última le entrega dos recipientes llenos de la sangre de la Gorgona Medusa. La de uno de los recipientes servía para matar; la del otro, para resucitar a los muertos.

Pero Asclepio, sin el quererlo, cayó en desgracia ante Zeus al resucitar a Hipólito en Trecén. Recordemos que Hipólito había muerto aplastado por su propio carro cuando su padre, Teseo, incitado por su esposa Fedra, la madrastra de Hipólito, había clamado venganza a Poseidón. Fedra, acusó injustamente a Hipólito ante su padre Teseo, de que había intentado violarla.

En el templo de Asclepio en Epidauro, una epigrafía constata que Hipólito le dedicó veinte caballos al dios en agradecimiento por haberle resucitado. A Zeus esta resurrección le pareció contraria a las leyes de la naturaleza y no le extrañó que, además, hubiera suscitado las protestas de Hades.

Es así que decide dar muerte a Asclepio fulminándole con un rayo. Pero se entera del suceso Apolo quien, lleno de furia, desea vengar la muerte de su hijo, y para ello mata a los cíclopes que habían fabricado el rayo, lo que provoca, nuevamente, el enojo de Zeus.

El padre de los dioses castigaría a Apolo a servir durante un año en la corte del rey Admeto de Tesalia. Posteriormente, Zeus devolvería la vida a Asclepio reasumiendo su divinidad. Asclepio fue el padre de Podalirio y Macaón, los médicos que atendían a los griegos durante el sitio de Troya, y de Higía, la diosa Salud con la que muchas veces comparte culto.



EL AMADO MAESTRO HILARIÓN

De ascendencia griega, de antiguo tipo helénico, su rostro tiene cierto parecido con el del Hermes de Práxiteles que se encuentra en el Museo de Olimpia, en Grecia. De hermosa presencia y de apariencia juvenil, le gusta estar a la moda, inclusive en su corte de pelo.

El Maestro Hilarión estuvo en América con el Maestro Serapis Bey cuando se fundó la Sociedad Teosófica en 1875.

Trabaja con los que desarrollan la intuición, los médicos, enfermeras, científicos, y se encarga de instruir a los ateos, ya que afirma que: dentro de los grupos ateos hay personas que le prestan más servicio a la humanidad que dentro de los grupos de creyentes religiosos.

Dirige y estimula los movimientos que develan lo invisible para el bien, como psíquicos elevados y parapsicólogos; fue quien lanzo al mundo el movimiento espiritista.

Se encarga de desenvolver la Verdad, Curación, Consagración, Concentración, Ciencia y Armonía; fue quien recibió de manos del Mahá Chohán, el libro "Luz en el Sendero", que luego le transmitió a Mabel Collins y que es recomendable estudiar. Su Templo se encuentra sobre el reino etérico de la Isla de Creta, en Grecia, en el Mar Mediterráneo, donde se hallan las ruinas del Palacio de Knossos, así como el laberinto del Minotauro.

La Llave Tonal del Maestro Hilarión se encuentra en "Toccata y fuga en re menor" de Johann Sebastián Bach, compositor alemán nacido en Eisenach (1685-1750). Si la hacemos sonar, el Maestro Hilarión viene y se activa; no es una música cualquiera, no es un fondo musical.

MAESTRO HILARIÓN Y LA NASA

El Maestro Hilarión, “Director desde los Planos Internos de los Programas Científicos de la Tierra”, siempre ha buscado una forma de ampliarle la conciencia a la humanidad hacia otras dimensiones y mundos.

Él, a finales del siglo XIX, lanzó el “Programa de Mediumnidad” para que los humanos salieran del encajonamiento de la tercera dimensión y se pusieran a pensar en horizontes más amplios. Este experimento dio sus resultados positivos, pero también algunos fracasos. 

Así fue como el Maestro Hilarión se puso a la cabeza con un proyecto para la Tierra mucho más ambicioso y totalmente científico. 

Para eso tuvo que esperar que amaneciera una Nueva Edad, y lanzó a la Tierra el “Programa Espacial”, para la ampliación de la conciencia del Ser Humano. Esto era lo que mi madre intuitivamente me quería transmitir con sus palabras. 
 
Copyright 2015. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal